Publicado en AUTISMO, EDUCANDO A MAESTROS

¿CÓMO TRABAJAR CON NIÑOS TEA EN EL SALÓN DE CLASES?

Navegando un poco por la red, me he encontrado con muchas maestras que preguntan cómo comprender y ayudar a un niño con Autismo dentro del salón, y la respuesta es casi siempre la misma: con mucho amor. La realidad es que no es tan fácil como suena. Estoy de acuerdo en que con amor se logran MUCHO, incluso me atrevo a decir que la educación infantil sin amor NO es educación. Pero creo que estas maestras (me incluyo) desean tener a su disposición “estrategias” efectivas para poder trabajar y alcanzar objetivos con estos niños.

Así que después de comerme un poco la cabeza pensando cómo redactar unas cuantas estrategias “que funcionen”, he decidido adjuntarles una información que he encontrado en la página de la Universidad Internacional de Valencia, información que considero muy precisa:

Estrategias educativas para niños con diferentes grados de autismo

Objetivos

Los objetivos generales de las estrategias educativas en niños autistas deben estar dirigidos a la consecución de las siguientes metas:

  • Potenciar al máximo la autonomía e independencia personal de los chicos y chicas.
  • Desarrollar el autocontrol de la propia conducta y su adecuación al entorno.
  • Mejorar las habilidades sociales de los alumnos, fomentando su capacidad de desenvolvimiento en el entorno y de comprensión y seguimiento de las normas, claves y convencionalismos sociales y emocionales.
  • Desarrollar estrategias de comunicación funcionales, espontáneas y generalizadas.
  • Fomentar la intención comunicativa y la reciprocidad en la comunicación.
  • Desarrollar procesos cognitivas básicos como el pensamiento abstracto, la atención y la memoria.

Actividades

Las actividades enfocadas a niños autistas deben ser muy funcionales, estar muy bien organizadas y estructuradas y destacar por la claridad y la sencillez. En cuanto a los materiales, se debe procurar que por sí solos muestren al niño las tareas que debe realizar. Los apoyos visuales (dibujos, fotos, carteles) son muy útiles en niños autistas como guía y elemento no solo recordatorio, sino también de refuerzo motivacional de las acciones y tareas diarias.

Los trabajos en mesa deben ser repetitivos, bien estructurados, procurando que el niño interactúe con sus compañeros y donde predominen los elementos visuales (pictogramas, puzzles) y con los que pueda experimentar (ceras de colores, juegos de construcción, plastilina, etc.).

Espero les resulten tan útiles como a mi. Les  dejo el link por si desean leer más respecto al tema:

http://www.viu.es/principales-estrategias-educativas-para-ninos-con-autismo/

Publicado en EDUCANDO A MAESTROS, EDUCANDO A PADRES

ACTIVIDADES PREVIAS AL PROCESO LECTO-ESCRITOR

Es fundamental que antes de iniciar un proceso lecto-escritor, el niño tenga un acercamiento al lenguaje escrito, pero este debe ser completamente natural, evitando forzarlo en esta etapa para así despertar su interés por la lectoescritura.

Aquí algunas sencillas recomendaciones para motivarlos:

-Desarrollar interés por la lectura mediante cuentos infantiles.

-Familiarizarse con la escritura de palabras del entorno que le interesen, como su nombre, el de sus familiares, amigos, mascota, etc.

-Familiarizarse JUGANDO con ciertos trazos (Líneas rectas, curvas, trazos de letras sencillos)  utilizando el cuerpo y posteriormente diferentes materiales.

-Familiarizarse con canciones, rimas, trabalenguas, etc, y repetirlos una y otra vez. Esto hará trabajar su memoria auditiva la cual es fundamental para grabar sonidos de las letras y luego reproducirlos.

-Realizar ejercicios de coordinación visomotora, los cuales favorecen el momento de la escritura facilitando que la mano reproduzca lo que su vista percibe.

-Incluir “globos de textos” en los dibujos realizados por el niño. Esto ayudará a que el niño sea capaz de interiorizar que las letras tienen sonido y significado.

Recordemos que las primeras interacciones de los niños con la lectura les permitirá desarrollar su imaginación, intercambiar ideas, enriquecer su vocabulario y desarrollar capacidades mentales como: memoria, lenguaje y su capacidad de abstracción.