Como ya sabrán (o no) soy maestra en un preescolar, y este año me ha tocado un salón de clases bastante peculiar. Y no hablo de la estructura del mismo, más bien me refiero a la combinación particular de niños que tengo, sus gustos y preferencias.

Tengo un niño explorador amante de los insectos, y sus dos amigos que están también fascinado por la naturaleza. Tengo a una niña divina de ojos curiosos que busca hojas en forma de corazón en el parque (y las encuentra siempre!). Tengo un pequeño que pasa agarrado a mi mano preguntándome a qué hora se acaba el cole, y a una chiquita que no quiere que se termine nunca. Tengo un niño que hace todo lo contrario de lo que yo digo y no le gusta seguir reglas, pero al final día me hace cartas con corazones. Y por último tengo un pequeño caballero que todos los días me dice cuánto me quiere.

Y creo que es necesario escribir esto, porque el próximo año tendré otros niños, con otras características, pero para mi, a pesar de los años trabajando, cada niño es único, y cada uno tiene un lugar especial en mi vida. Y posiblemente con el tiempo olvidaré sus nombres y apellidos, pero nunca sus rostros, sus risas y los buenos momentos (y malos) junto a ellos.

2 thoughts on “Lo que toda maestra de preescolar siente al inicio de clases

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s