Publicado en AUTISMO

REACCIONES EXPLOSIVAS EN AUTISMO

Muchos de los niños diagnosticados con Trastorno del Espectro Autista suelen tener “Reacciones Explosivas”, las cuales pueden resultar muy incómodas para los que conviven en su entorno. No estoy refiriéndome a las rabietas, sino más bien de los escenarios donde el niño parece elevar sus niveles de ansiedad e intenta cambiar una situación, por ejemplo: Correr hacia las niñas con trenzas y tirar de ellas, romper los lentes de otra persona, quitar los teléfonos móviles a los demás, entre otras.

Los padres que viven esto a diario intentan buscar una solución al problema, pero antes de iniciar a trabajar en la modificación de esta conducta, deben reconocer la causa de la reacción y así poder aplicar las estrategias adecuadas:

1.-INTERESES RESTRINGIDOS

Generalmente estas situaciones suceden cuando el niño tiene un interés muy alto por ciertos elementos como por ejemplo: aviones, cosas de determinado color, trenzas, trenes entre otros. Esto ocurre debido a que su flexibilidad mental se encuentra afectada. Es importante que los padres comprendan que estos intereses usualmente son utilizados como herramientas para gestionar su hiper/hipo sensibilidad sensorial.

Si el niño posee HIPERSENSIBILIDAD, el objeto de interés lo ayudará a gestionar su ansiedad que le provocan los cambios frecuentes en el ambiente; es decir, si se enfoca en solo un objeto, en su mente el será capaz de reducir los demás estímulos ambientales (ruidos, olores, etc).

Si el niño posee HIPOSENSIBILIDAD, es probable que esté en constante búsqueda de sensaciones ya sean estas táctiles, visuales, olfativas, etc. Estos niños necesitan SENTIR CON TODA LA INTENSIDAD que les sea posible. El objeto de interés será su herramienta para lograr esa sensación de placer en sus sentidos.

Los intereses restringidos brindan SEGURIDAD, no se deben intentar eliminar del todo, ya que lo único que conseguiremos es que aparezca otro, más bien debemos aprender a gestionarlos y encaminarlos.

Estrategias:

  • Ampliar el foco de intereses brindándole más opciones.
  • No privarlo de sus mayores intereses ya que elevaríamos su nivel de ansiedad. Ejemplo: El niño cuando ve a alguien con un oso de peluche, corre a quitárselo. Debemos tener unos cuantos osos de peluche en su entorno (pocos, no queremos causar un efecto negativo), no esconderlos. Será difícil al inicio ayudarlo a comprender que no puede siempre tener todos los osos que vea. Pero por el contrario, si los escondemos, cuando vea uno por la calle le va a resultar una novedad, su interés se intensificará e intentará de todas las maneras apoderarse de aquello.
  • Aprovechar su interés para enseñarle más cosas que estén relacionadas. Ejemplo, si le gustan mucho los “gatos”, podemos tomarlos como referencia para estudiar conceptos como: partes del cuerpo, animales domésticos, mamíferos, números-sumas-restas, etc. Con esto muchos pueden pensar que alimentaremos más su “obsesión”, pero la realidad es que estos intereses pueden ayudarlo a adquirir conceptos de manera más natural.

2.-NECESIDAD DE REACCIONES EXPLOSIVAS EN LOS DEMÁS.

Esta necesidad de que los demás reaccionen de manera explosiva la poseen la mayoría de los niños hiposensitivos ya que necesitan percibir sensaciones fuertes, pero no solo con objetos, sino también en personas. Es por esto también que muchos de estos niños al ver las diferentes reacciones de temperamento pueden llegar a reírse, lo cual es percibido por muchos como “burla”; pero la realidad es que las expresiones faciales y tonos diferentes de voz les puede causar gracia.

Estrategias:

  • Para disminuir estas situaciones debemos brindarles diferentes alternativas de actividades que provoquen reacciones en los demás, pero POSITIVAS como cosquillas, regalar algo que alegre al otro, abrazos, etc.  .

3.- NECESIDAD DE INMUTABILIDAD

Una característica relevante en el Autismo es la insistencia obsesiva en el niño por mantener un ambiente “estable”, sin cambios. Cuando estos cambios no son previamente avisados, o aunque lo sean, no han sido gestionados de manera adecuada debido a su poca flexibilidad mental, las reacciones pueden desembocar en un ambiente poco agradable.

La modificación de esta conducta se debe trabajar mediante una intervención en la rigidez mental lo cual lo ayudará a enfrentarse a los cambios con una mayor disposición.

Estrategias:

  • Intentar en lo posible brindarle un ambiente predictible lo cual lo dotará de SEGURIDAD.
  • Anticipar los cambios previstos mediante una herramienta visual: pictogramas, agendas, etc.
  • Preparar en los posible a los niños a los cambios imprevistos mediante historias, o sobreactuar una posible situación. Ejemplo: Mamá: Hoy tenía muchas ganas de salir a caminar pero ha empezado a llover. ¿Qué puedo hacer ahora?
  • Durante los cambios imprevistos permitirles desahogar su frustración, pero aprovechar la oportunidad para poner en práctica técnicas de relajación.
  • NEGOCIAR ofreciéndoles su objeto de interés en momentos relevantes. No debemos pensar que esto puede convertirse en un umbral para chantajes posteriores, debido a que las “negociaciones” las utilizaremos como motivaciones y refuerzos. Ejemplo: El niño no quiere ir al dentista, podemos negociarlo diciendo que llevará su “auto de carrera favorito” para que asista al dentista con mayor predisposición.

Autor:

Maestra por vocación y Escritora por afición

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s