Publicado en AUTISMO

PIROTECNIA Y AUTISMO, MUY MALA COMBINACIÓN

Si bien es cierto es imposible eliminar radicalmente los fuegos artificiales en las fiestas, pero es importante crear conciencia de los problemas que representa la PIROTECNIA en las personas con Autismo de alto nivel.

Una de las características del Autismo es la grave afectación en las percepciones sensoriales, principalmente en la percepción auditiva. Los niños con este trastorno llegan a desarrollar hiper/hipo sensibilidad.

Los niños con hipersensibilidad en estas fiestas se llenan de un profundo miedo al escuchar los ruidos estridentes, para ellos es como estar en un campo de batalla sin tener una salida. Además, como no logran gestionar de manera correcta sus pensamientos y emociones, este miedo se puede convertir en: gritos desesperados, llanto inconsolable; o por el contrario, en reacciones agresivas hacia sí mismo y hacia los demás; con las cuales tratan de comunicar su malestar.

Por otro lado a los niños con hiposensibilidad les gusta y necesitan tener sensaciones fuertes, y SENTIRLAS CON TODA LA INTENSIDAD POSIBLE; pero a pesar de esta característica, también muestran miedo debido a que es una situación que no pueden controlar. Incluso no reflejan de manera tan evidente su frustración; pero eso no quiere decir que no estén pasando un mal momento. Estos niños por lo general mantendrán su mirada fija en algún lugar tratando de comprender que sucede a su alrededor, esperando que todo llegue a su fin.

Como mencioné anteriormente, no es real pensar que la gente dejará de utilizar pirotecnia en estas fechas tan especiales; es por esto que les dejo unos tips para ayudar a nuestro pequeño a manejar el ruido:

Anticipar la situación: Debemos explicar lo que va a ocurrir, podemos hacerlo con fotos y videos del año pasado, sino es posible podemos observar algún video por internet que tenga sonido.

Transmítele tranquilidad: Si estamos fuera de casa y de repente escuchamos un ruido de un fuego pirotécnico, no debemos correr con el niño a buscar un lugar más tranquilo ya que le estaremos enseñando que “los ruidos son malos y se debe que huir”. Por el contrario si tu reacción es de permanecer en completa calma, seguramente él también se relajará.

No minorizar la situación: No le digas frases como “no es para tanto” ya que su miedo es REAL!. Más bien demuéstrale que lo comprendes, quédate junto a él y ayúdalo a sobrellevar la situación brindándole seguridad.

Dótalo de técnicas de relajación: Las técnicas de relajación en niños TEA son diferentes a las de los demás niños porque varían de acuerdo a sus necesidades. Debemos encontrar la que mejor se ajuste. Van desde usar su ropa favorita, tener en sus manos su peluche, hasta usar audífonos con música relajante.

Una buena recomendación es “disfrazar el ruido” con sonidos ya conocidos por él. Por ejemplo podemos cerrar nuestra habitación y poner con volumen alto su programa favorito o canciones que le gusten, además podemos encender otros aparatos que hagan ruido pero que no le produzcan miedo como por ejemplo un ventilador.

En los casos más graves es recomendable comprar “orejeras o cascos protectores del ruido”, los cuales pueden encontrar fácilmente por internet.

Bríndale seguridad sin desesperarte. Sabemos que es duro ver a nuestros pequeños no disfrutar de una fiesta tan especial, pero para ellos es mucho más duro no comprender lo que sucede en estos días. Con mucho amor y paciencia los ayudaremos a que “Las Fiestas” sean menos atemorizantes.

¡Suerte y Felices Fiestas!

Publicado en AUTISMO

REACCIONES EXPLOSIVAS EN AUTISMO

Muchos de los niños diagnosticados con Trastorno del Espectro Autista suelen tener “Reacciones Explosivas”, las cuales pueden resultar muy incómodas para los que conviven en su entorno. No estoy refiriéndome a las rabietas, sino más bien de los escenarios donde el niño parece elevar sus niveles de ansiedad e intenta cambiar una situación, por ejemplo: Correr hacia las niñas con trenzas y tirar de ellas, romper los lentes de otra persona, quitar los teléfonos móviles a los demás, entre otras.

Los padres que viven esto a diario intentan buscar una solución al problema, pero antes de iniciar a trabajar en la modificación de esta conducta, deben reconocer la causa de la reacción y así poder aplicar las estrategias adecuadas:

1.-INTERESES RESTRINGIDOS

Generalmente estas situaciones suceden cuando el niño tiene un interés muy alto por ciertos elementos como por ejemplo: aviones, cosas de determinado color, trenzas, trenes entre otros. Esto ocurre debido a que su flexibilidad mental se encuentra afectada. Es importante que los padres comprendan que estos intereses usualmente son utilizados como herramientas para gestionar su hiper/hipo sensibilidad sensorial.

Si el niño posee HIPERSENSIBILIDAD, el objeto de interés lo ayudará a gestionar su ansiedad que le provocan los cambios frecuentes en el ambiente; es decir, si se enfoca en solo un objeto, en su mente el será capaz de reducir los demás estímulos ambientales (ruidos, olores, etc).

Si el niño posee HIPOSENSIBILIDAD, es probable que esté en constante búsqueda de sensaciones ya sean estas táctiles, visuales, olfativas, etc. Estos niños necesitan SENTIR CON TODA LA INTENSIDAD que les sea posible. El objeto de interés será su herramienta para lograr esa sensación de placer en sus sentidos.

Los intereses restringidos brindan SEGURIDAD, no se deben intentar eliminar del todo, ya que lo único que conseguiremos es que aparezca otro, más bien debemos aprender a gestionarlos y encaminarlos.

Estrategias:

  • Ampliar el foco de intereses brindándole más opciones.
  • No privarlo de sus mayores intereses ya que elevaríamos su nivel de ansiedad. Ejemplo: El niño cuando ve a alguien con un oso de peluche, corre a quitárselo. Debemos tener unos cuantos osos de peluche en su entorno (pocos, no queremos causar un efecto negativo), no esconderlos. Será difícil al inicio ayudarlo a comprender que no puede siempre tener todos los osos que vea. Pero por el contrario, si los escondemos, cuando vea uno por la calle le va a resultar una novedad, su interés se intensificará e intentará de todas las maneras apoderarse de aquello.
  • Aprovechar su interés para enseñarle más cosas que estén relacionadas. Ejemplo, si le gustan mucho los “gatos”, podemos tomarlos como referencia para estudiar conceptos como: partes del cuerpo, animales domésticos, mamíferos, números-sumas-restas, etc. Con esto muchos pueden pensar que alimentaremos más su “obsesión”, pero la realidad es que estos intereses pueden ayudarlo a adquirir conceptos de manera más natural.

2.-NECESIDAD DE REACCIONES EXPLOSIVAS EN LOS DEMÁS.

Esta necesidad de que los demás reaccionen de manera explosiva la poseen la mayoría de los niños hiposensitivos ya que necesitan percibir sensaciones fuertes, pero no solo con objetos, sino también en personas. Es por esto también que muchos de estos niños al ver las diferentes reacciones de temperamento pueden llegar a reírse, lo cual es percibido por muchos como “burla”; pero la realidad es que las expresiones faciales y tonos diferentes de voz les puede causar gracia.

Estrategias:

  • Para disminuir estas situaciones debemos brindarles diferentes alternativas de actividades que provoquen reacciones en los demás, pero POSITIVAS como cosquillas, regalar algo que alegre al otro, abrazos, etc.  .

3.- NECESIDAD DE INMUTABILIDAD

Una característica relevante en el Autismo es la insistencia obsesiva en el niño por mantener un ambiente “estable”, sin cambios. Cuando estos cambios no son previamente avisados, o aunque lo sean, no han sido gestionados de manera adecuada debido a su poca flexibilidad mental, las reacciones pueden desembocar en un ambiente poco agradable.

La modificación de esta conducta se debe trabajar mediante una intervención en la rigidez mental lo cual lo ayudará a enfrentarse a los cambios con una mayor disposición.

Estrategias:

  • Intentar en lo posible brindarle un ambiente predictible lo cual lo dotará de SEGURIDAD.
  • Anticipar los cambios previstos mediante una herramienta visual: pictogramas, agendas, etc.
  • Preparar en los posible a los niños a los cambios imprevistos mediante historias, o sobreactuar una posible situación. Ejemplo: Mamá: Hoy tenía muchas ganas de salir a caminar pero ha empezado a llover. ¿Qué puedo hacer ahora?
  • Durante los cambios imprevistos permitirles desahogar su frustración, pero aprovechar la oportunidad para poner en práctica técnicas de relajación.
  • NEGOCIAR ofreciéndoles su objeto de interés en momentos relevantes. No debemos pensar que esto puede convertirse en un umbral para chantajes posteriores, debido a que las “negociaciones” las utilizaremos como motivaciones y refuerzos. Ejemplo: El niño no quiere ir al dentista, podemos negociarlo diciendo que llevará su “auto de carrera favorito” para que asista al dentista con mayor predisposición.
Publicado en AUTISMO

¿CÓMO PODEMOS AYUDAR A LOS NIÑOS CON TEA A MANTENER RELACIONES SOCIALES?

Mientras más autónomos sean y mejores habilidades comunicativas tengan, su calidad de vida mejorará ya que esto les permitirá disminuir el estrés siendo capaces de mantener relaciones recíprocas con los demás.

Por este motivo es importante un entrenamiento en habilidades sociales, donde puedan adquirir nuevas conductas de interacción que no poseen en su repertorio, además de modelar las que ya tienen, pero que no son del todo adecuadas.

Debemos brindarles estrategias para iniciar y mantener una conversación, potenciar su capacidad de resolución de problemas, ayudarlos a identificar los sentimientos y emociones en sí mismo y en los demás, y aprender a manejarlas adecuadamente, y por último brindarles estrategias para controlar sus niveles de ansiedad.

ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LAS RELACIONES SOCIALES EN NIÑOS CON TEA

  • Crear cuestionarios sencillos con temas de la vida diaria (datos personales, clima, familia, escuela, temas del momento, etc.) con los cuales puedan desarrollar la capacidad de introducir y mantener temas de conversación mediante una escucha activa, de aprender a respetar turnos, de hacer preguntas oportunas y de responder acertadamente.

Ejemplos de cuestionario de información personal:

¿Cómo te llamas?

¿Cuántos años tienes?

¿Cómo se llaman tus padres?

¿Dónde vives?

¿Tienes mascotas? Etc.

Este tipo de preguntas sencillas lo ayudarán a iniciar una conversación con temas generales ya que tienden a dirigir sus conversaciones a sus intereses restringidos.

  • Inventar historias sociales donde se expongan situaciones del día a día, las cuales lo ayudarán a potenciar su capacidad de resolver problemas cotidianos. Estas historias deben ser redirigidas de acuerdo a lo que deseamos lograr en el niño, presentando problemas que les suceden como: sentarse solos a la hora de la comida en la escuela, cuando un amigo no quiere jugar con él, cuando la maestra no los felicita por su trabajo, etc.

Ejemplos:

– A Matías le gusta andar en bicicleta, como ya cumplió 7 años lo puede hacer sin ayuda. Un día Matías se cayó mientras montaba en bicicleta cerca de su casa. Se lastimó un poco la rodilla. Su mamá es la persona que siempre le ha curado las heridas, pero este día su mamá no estaba en casa, solo estaba su papá.

¿Qué debería hacer Matías para curar su herida si su mamá no se encuentra en casa?

Matías debería buscar la ayuda de su papá para curar su herida.

-Anita tiene amigos en la escuela. Un día llevó su muñeca favorita para jugar con María. María ese día no quiso jugar a las muñecas y se fue a jugar fútbol con otros niños. Anita se sentía triste.

¿Qué debería hacer Anita para no sentirse triste?

Anita debería buscar a otra niña para jugar a las muñecas.

  • Inventar historias cortas donde se explique cómo situaciones cotidianas provocan diferentes reacciones y emociones en las personas. Con esto también trabajamos en ponernos en el lugar del otro. Posteriormente hacer preguntas involucrando al niño.

Ejemplos:

– A Matías le gusta el color azul. Su mamá le compró un carrito azul. Matías se siente FELIZ. Cuando Matías está feliz, él sonríe.

¿Por qué Matías está feliz?

¿Cómo te sentirías … si tu mamá te regala un …?

– Anita ha perdido su perrito, Anita se siente TRISTE. Cuando Anita se siente triste, ella llora.

¿Por qué Anita está triste?

¿Cómo te sentirías … si pierdes tu …?

– Héctor hizo un dibujo para su mamá, su hermanito lo arrugó. Héctor se siente ENFADADO. Cuando Héctor está enfadado, él respira profundamente 5 veces.

¿Por qué Héctor está enfadado?

¿Cómo te sentirías … si se te daña tu …?

  • Enseñarle que existen “reglas no escritas de conducta”, y que no todos siguen las mismas reglas. Este ítem es uno de los más difíciles en explicar a estos pequeños debido a su rígido perfeccionismo, es conveniente realizarlo progresivamente aprovechando situaciones diarias.

Ejemplos:

– Es importante saludar cuando entramos a un lugar, pero no todos lo hacen, ni todos nos desvuelven el saludo.

– Es importante mirar a los ojos cuando se habla con alguien, aunque no todos lo hagan.

– Los deseos, reclamos o quejas se deben decir con un tono amable.

  • Ayudarlos a desarrollar su competencia emocional, para identificar estados de ánimo de sí mismo y de los demás:

-Aprovechar situaciones diarias para explicarles la emoción que están sintiendo.

-Utilizar un cubo de emociones donde él pueda identificar el lenguaje del rostro, y relacionarlo con una situación que lo haga sentir de esa manera.

-Aprovechar imágenes de revistas, escenas de la televisión, etc., para hablar sobre las emociones de las personas.

Ejemplos:

-Esta niña está triste, ¿Qué le habrá pasado?

  • Proporcionarles técnicas de relajación, para que aprendan a manejar el estrés. Es importante que ellos tengan diversas opciones para que puedan elegir la que mejor le funcione. Estas van a variar o a adaptarse de acuerdo al lugar y a la gente con quien se encuentre.

Ejemplos:

-Respirar profundo, y contar hasta 10.

-Dar un paseo por unos minutos.

-Ir al baño y lavarse la cara.

-Tomar un vaso de agua.

-Realizar una actividad que les produzca placer. (limpiar, armar rompecabezas, etc.) Va a depender de los intereses del niño.

“Si realizamos un trabajo estructurado con este tipo de estrategias, nuestro pequeño llegará a aprender a reconocer en imágenes las emociones, a identificar las normas generales de comportamiento, y a saber cómo mantener una conversación. Pero debemos tener en claro que para ellos es complicado aplicar todo lo aprendido en su vida, es por esto que este trabajo debe ser constante, y las estrategias deben estar lo más relacionadas posible con la vida real.”