Publicado en AUTISMO

HABILIDADES SOCIALES: UN MUNDO DE REGLAS DESCONOCIDAS PARA EL SÍNDROME DE ASPERGER

“El hombre es un ser social por naturaleza” Aristóteles

Sabemos que las personas con Autismo se caracterizan de manera especial por una alteración en el desarrollo social, por esto es necesario lograr interpretar su manera de pensar.

Según Riviére “el ser humano es un objeto con mente” lo cual quiere decir que tenemos la facultad de observar las conductas ajenas atribuyendo intenciones o deseos, entendiendo el comportamiento de los demás. Esta capacidad mentalista es imprescindible para mantener una interacción social por lo cual debería ser un aprendizaje incidental y natural, por esta razón nadie enseña a los niños a comprender que los demás tienen mente.

Sin embargo, en las personas con Síndrome de Asperger la adquisición de estos procesos psicológicos no son innatos, más bien representan un proceso de aprendizaje complejo en el cual debe tomar consciencia de que todos, incluido él mismo tienen mente y esta es la base de sus acciones.

Deben aprender que ahí dentro hay sentimientos, deseos, creencias, valores, pensamientos; y que todos estos son diferentes a los suyos; deben interiorizar “mecanismos de inferencia” para ser capaces de descifrar e interpretar una conducta, y por último deben entender la importancia de “ponerse en el lugar del otro” y todo lo que conlleva esta compleja capacidad.

Estas características que no poseen de manera innata son las que impactan significativamente en sus relaciones sociales ya que no son capaces de comprender bromas, ironías o sarcasmos; les cuesta la toma de turnos en una conversación, y les resulta muy complejo descifrar la emoción del otro mediante la observación de la expresión de su rostro.

Todas estas funciones al encontrarse alteradas conllevan grandes dificultades para mantener interacciones dinámicas y recíprocas con sus iguales elevando su nivel de estrés al instante de relacionarse. Esta ansiedad es debido a que mantener una conversación se convierte en una actividad formal y sistemática, llena de reglas y normas que no conocen del todo; transformándose en un momento donde se pone a prueba todo lo que han aprendido, lo cual provoca que la interacción deje de ser gratificante.

Publicado en AUTISMO

TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA

Muchos de nosotros hemos escuchado la palabra “Autismo”, o conocemos a alguien que lo padece. Pero así mismo, también nos encontramos con interrogantes respecto a este trastorno: ¿Es una enfermedad? ¿Cómo se cura? ¿Es para siempre?

En este artículo intentaré responder de manera sencilla y concreta a las interrogantes más comunes.

  • ¿Qué es el autismo y qué áreas se ven afectadas?

El Autismo es un Trastorno del Neuro-Desarrollo que provoca alteraciones principalmente en las áreas de interacción social, comunicación y flexibilidad mental.

  • ¿Por qué es un trastorno del DESARROLLO?

Porque se hace evidente en el desarrollo del niño, es decir, no existen pruebas que puedan diagnosticar el autismo antes del nacimiento.

  • ¿Cuándo aparecen los síntomas?

Los síntomas suelen aparecer a partir de los 12 meses, pero resultan más evidentes entre los 18 y 24 meses.

  • ¿Cuáles son los primeros síntomas?

Los primeros síntomas desde la perspectiva de los padres:

-Es muy independiente

-Le gusta estar solo

-Parece que no me quiere

-No responde a su nombre

-Me busca solo cuando me necesita

-Parece no escuchar

-Tiene apariencia seria

  • ¿El autismo representa un RETRASO en el desarrollo?

Se debe dejar en claro que el Autismo NO es un retraso del desarrollo, más bien es una Desviación de ciertos patrones normales del desarrollo.

  • ¿Por qué las personas con autismo son muy diferentes entre sí, si las áreas afectadas son las mismas?

Las áreas afectadas son las mismas pero se manifiestan en diferentes grados en cada persona.

  • ¿Es cierto que muchos niños con autismo son superdotados?

Me encantaría responder que sí a esta pregunta tan común, pero la realidad es que actualmente la mayoría de estos niños posee un retraso a nivel cognitivo, con un coeficiente intelectual menor a 70, aunque existe una minoría que presenta un muy buen funcionamiento cognitivo.

  • ¿Existe alguna cura?

En la actualidad no existe cura, pero se puede mejorar la calidad de vida de estas personas mediante intervenciones para reducir las dificultades que presentan.

  • ¿Cuáles son las estadísticas actuales?

Las últimas estadísticas (2014) reflejan que uno de cada ciento sesenta y ocho niños padece de este trastorno.